Viognier Prieto Pariente 2018

15.90 

Victoria Pariente es una de las enólogas más importantes de España, desde su Bodega “José Pariente” elabora vinos blancos de Rueda excepcionales. Sus hijos Martina e Ignacio, no solo continúan con la tradición de la Bodega familiar, sino que han decidido iniciar un nuevo y ambicioso proyecto, elaborar vinos de escasísima producción de viñedos singulares que se encuentran en el entorno del rio Duero. Así recorriendo y buscando pequeños viñedos dieron con un enclave singular de uva Viognier, uva de origen francés que da vinos especialmente elegantes. Sin duda este vino es ante todo elegancia, mil matices de dulce fruta, fresco, ligeramente sedoso, de suave estructura. El saber hacer de una familia de tradición vinícola, todo el equilibrio de una Viognier casi perdida y unos ligeros toques de madera que lo dotan de volumen, hacen de este vino de escasísima producción un vino con encanto.

11 disponibles

Descripción

Bodegas Prieto Pariente

V.T. Castilla y León

 

Viognier.
6 meses en barrica una parte del vino.
Ficha de cata
Color amarillo pajizo con reflejos dorados.
Notas florales acompañadas de recuerdos de melocotón y albaricoque.
Boca glicérica, con peso, volumen y final ligeramente amargo.
Fermentación alcohólica espontánea, una parte se vinificó en acero inoxidable y otra parte en barrica de 300 litros durante 6 meses. Pequeño viñedo de Viognier, escondido en un páramo de Valladolid, en La Seca. Viñedos plantados en 1999. Rendimiento de 4.500 Kg/Ha. Producción muy limitada, 3.600 botellas.
Atún plancha, sushi, quesos de pasta tierna, legumbres.

Información adicional

Tipo de uva

Denominación de Origen

Tipo de vino

Destacable

¡Su vino blanco Viognier de Prieto Pariente sale con una puntuación de 93 en la sección de estrenos en la revista Planeta Vino este mes de agosto!

“En el proyecto de los hermanos Prieto Pariente no hay bodega propia (trabajan en instalaciones alquiladas) y tampoco hay viñedo (buscan sus uvas en las cuatro esquinas de Castilla y León). Lo que sí hay es talento y vinos de calidad. A la espera de un tercer tinto, un varietal de Garnacha que está casi en la línea de salida, tocan el capítulo de blancos saliendo del carril habitual de Verdejo o, menos frecuente, de Sauvignon o Albillo. Varietal de Viognier singular que, aunque está en la primera fase de su vida, ya muestra finura, frescura y carácter. Sugestivos aromas de frutas blancas, especias, almizcle y monte bajo. Cierta opulencia en la boca, con cuerpo y con nervio, suave, conjuntado pero vivo, seco, sabroso, expresivo, largo.”