Titiana Brut Pansa Blanca 2014

18.16 

La xarel·lo o pansa blanca es una uva blanca española que crece sobre todo en Cataluña, aunque también hay algunas hectáreas en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura.​ Es, junto con la macabeo y la parellada, una de las tres variedades tradicionales usadas para hacer el cava. Ese es el detalle que hace a éste Cava tan especial, elaborado con uva pansa blanca que es la base imprescindible para cavas con un bouquet muy característico.

3 disponibles

Descripción

Bodegas Titiana.

D.O. Cava.

Pansa Blanca.
Cava Brut Rosado.
Ficha de cata
Amarillo subido como resultado de la fermentación en barrica.
Nariz muy sugerente destacando los aromas de fruta blanca madura, característicos de la Pansa Blanca, con ligeras notas a tostados.
En boca es amplio, estructurado y largo.
Manual de cajas pequeñas. Prensado de la uva y fermentación a  temperatura controlada de 16ºC, una parte en barricas de roble francés y otra en tinas de acero inoxidable. Viñedos situados en la Sierra de Marina, desnivel de 500 m. en muy poca distancia desde el mar, suelo granítico, Sauló, hacen esta zona perfecta para la selección de pequeñas fincas de baja producción
Arroces y carnes blancas, marisco, pescados, ideal como aperitivo.

 

Información adicional

Tipo de vino

,

Tipo de uva

+ información

La historia de este proyecto está íntimamente ligada, a Tiana, a la Sierra de Marina, a su sauló, a la influencia del mar, a la ciudad de Barcelona i a la casa madre de Mas Parxet. El nombre de Titiana proviene del nombre propio del latín Titius, documentado en el siglo XI como Vila Tiziana o Titiana. La región vitivinícola de Alella es una de las más antiguas de Europa. Con una actividad bien documentada ya durante el imperio romano, ha ido teniendo épocas de esplendor gracias a la calidad de sus vinos. Sin duda alguna, una de las masías de referencia de la zona en tiempos modernos ha sido Mas Parxet.

A pocos kilómetros del mar y situada en la Sierra de Marina, las condiciones orográficas de la región, con un desnivel de 500 metros en muy poca distancia desde el mar y su suelo granítico tan característico que aquí llamamos sauló, hacen esta región perfecta para la selección de pequeñas fincas, de bajas producciones e impresionantes vinos blancos. El 1920 los propietarios de Mas Parxet de Tiana decidieron dedicar exclusivamente la actividad de la casa a la elaboración de vinos espumosos a través del método tradicional. Esta decisión vino propiciada por las magníficas condiciones de la zona y por la singularidad de su suelo y climatología. La proximidad a Barcelona junto con el hecho que la zona se había convertido en el lugar de descanso de la burguesía y la aristocracia de la época, son también importantes en los inicios de Parxet.

En el año 1986 se elaboró el primer Titiana con algunos de los primeros viñedos de Chardonnay plantados en España en esta zona. El nivel técnico de los vinos blancos de la zona propició la introducción de esta variedad, y además generó injertos que se usaron más tarde en otras plantaciones por todo el país. Parxet decide vinificar estas parcelas de forma independiente, al igual que posteriormente se haría con otras de Pinot Noir y Pansa Blanca. El proyecto crece en importancia. El carácter radicalmente singular de la zona hace vinos alejados de la tradición clásica de los espumosos de calidad de mezclar diferentes variedades para dotar de amabilidad y equilibrio a las diferentes partes de un mismo vino.

Los Titianas buscan la pureza total, radical. No se hacen coupages de zonas ni variedades diferentes. Son parcelas concretas que se tienen que expresar y equilibrar en solitario. Van alcanzando un nivel de personalidad tal, que posiblemente se hayan convertido en uno de los proyectos más extremos y sensibles que conocemos. La capacidad interminable de envejecimiento que nos da la Pansa Blanca hace además que una parte muy importante de lo que somos capaces de hacer en Titiana aun esté descansado en la cava.