Contáctanos si nos necesitas Hasta el 1 de septiembre permaneceremos cerrados dadas las altas temperaturas que son perjudiciales para la conservación del vino.

Raventós de Alella Pansa Blanca 2018

8.20 

Raventós de Alella Pansa Blanca es realmente un vino diferente, de los que cualquiera percibe que se encuentra ante un vino de elevada calidad, es muy elegante, todos se presenta adecuadamente, tiene esencia de gran vino blanco europeo pero de carácter español y mediterráneo. Un vino que hará que el momento sea mágico.

Pansa blanca. ¿qué variedad es la pansa blanca? Emparentada con la Xarel-lo, es una uva que se da en la D.O. Alella, al noreste de España, muy aromática, de grano pequeño y racimo compacto. Aquí comienza la singularidad de este vino. Dicen que es difícil hacer vinos jóvenes de calidad de la Xarel-lo, este vino demuestra que desde luego sí pueden hacerse de la Pansa Blanca.

Descripción

Bodegas Raventós d’Alella.

D.O. Alella.

Pansa Blanca.
Ficha de cata
A la vista aparece como un vino graso con reflejos verdosos característicos.
En nariz explota toda la personalidad de la pansa blanca afrutada y untuosa.
En boca es un vino con volumen, largo y muy peculiar, dejando un leve regusto de dulzura de la uva.
Los viñedos de este Pansa Blanca, tienen que estar necesariamente en pendiente,  esto hace que el aire corra entre los racimos aportándoles frescura y preservando al fruto de enfermedades provocadas por la humedad. Cada una de las vides deberán tener un máximo de 5 sarmientos, teniendo que sacrificarse el resto, los rendimientos son por tanto bajísimos por cada cepa. Esto de cortar sarmientos y renunciar a mayor cantidad de fruto, apostando por una mayor calidad de los que quedan y una mejor aireación de la planta, provocó no pocos comentarios entre los viticultores locales, acostumbrados a cultivos mucho más abundantes.

El vino obtenido no se chaptaliza ni se acidifica, no se toca, no se corrigen azúcares (como ocurre en la mayor parte de Europa) ni ácidos (como ocurre en muchas partes de España), el fruto debe vendimiarse tal y como esté, no será corregido posteriormente, por lo que en muchas cosechas se obtiene un fruto con una alta acidez que se equilibra con una sobre maduración del fruto.

Esta “vendimia tardía” será un factor clave en la personalidad del vino, el Marqués de Alella Pansa Blanca es un vino excepcional, por sus primeras sensaciones, pensaríamos que estamos ante un vino de Alsacia, francés o incluso alemán, de ciclo largo, de marcada acidez, pero elegante, sin embargo sus aromas a fruta blanca, nos recuerda a los blancos nacionales tan expresivos, para colmo, hay ligeros toques dulzones, están ahí, el juego es divertidísimo, el final también parece dulzón, la nariz y el paladar se descolocan.
Marisco, pescados, arroces, comida oriental.