Basagoiti 2016

11.37 

Basagoiti es un ejemplo de los vinos de nueva tendencia, sin renunciar a su identidad de Rioja, de Tempranillo, cuenta con todo el mimo que puede darle una Bodega a su viñedo, porque fue la primera la que se adaptó y dimensionó conforme al lugar donde maduran las uvas.

Es por tanto un vino de una producción limitada, con unos toques que le aporta la Garnacha que lo hacen interesantísimo en boca, es goloso y presenta un equilibrio de fruta fresca y especias aportadas por la madera francesa. Cambian los tiempos y los Riojas, Basagoiti es sin duda un vino actual.

12 disponibles

Descargar catálogo

Descripción

Bodegas Basagoiti

D.O. Rioja (Rioja Alta)

80% Tempranillo, 15% Graciano, 5%Garnacha.
12 meses en barrica francesa.
Ficha de cata
Color rojo picota con ribetes cereza.
De aroma complejo y franco, con toques avainillados, tostados y especiados, cedidos por la barrica, con matices de frutos maduro.
En boca es delicado, de cuerpo medio, suave en su recorrido, taninos redondos, persistencia larga.
Fermentación a temperatura controlada de 26º C, y maceración larga.
Asados, cordero, carnes, embutidos curados. Guisos aromáticos de carne y ternera con setas.

+ Información

Cuando empezaron con este proyecto en el 2007, nunca pensaron que llegarían tan lejos. Echában de menos la alegría y calidez que en muchas zonas de Rioja puede conseguirse si se hacen las cosas con cuidado, bajando rendimientos en busca de expresión, madurez, concentración y sutileza.

——

Los niveles de elaboración que han buscado han exigido años de duro trabajo para llegar a la primera añada que sacaron al mercado. Estamos ante vinos que ya debemos considerar importantes; muy respetuosos con la tradición de lo que es una de las zonas vitivinícolas más importantes del mundo. No se han olvidado, sin embargo, de lo que buscan en sus mejores trabajos: sensibilidad y creatividad en la elaboración a partir de un trabajo de viticultura laborioso y delicado.

Pueden ya afirmar que han encontrado un camino que esperan recorrer durante años aunque, eso sí, sin perder la curiosidad y la inocencia de los primeros tiempos en los que se les caía la baba con sus primeras garnachas, con los primeros tempranillos alejados de los habituales en la región, con sus primeros descubrimientos en la zona.

 

Los viñedos, con un tipo de suelo arcilloso y calcáreo que consigue un mayor mantenimiento térmico del suelo y unas condiciones climatológicas extremas típicas de la región, sientan las bases para producir vinos donde son clásicos los de gran cuerpo y graduación. Las viñas están protegidas de los vientos por las colinas que rodean los valles del Ebro y están localizadas en las partes altas en las que disminuye el riesgo de heladas. Si a ello le añadimos que la media de edad de las cepas oscila entre 20-25 años, obtenemos así una edad ideal desde el punto de vista productivo y cualitativo.

En general elaboran sus vinos de La Rioja con tempranillos y garnachas, pero no descartan la aportación positiva de otras variedades de la zona como el graciano o el mazuelo.