Amaren Crianza 2015

12.03 

Amaren, “el vino de la madre”, nació con la cosecha de 1.995 como homenaje a Ángeles, madre del bodeguero Juan Luis Cañas, quien actualmente dirige el destino de la Familia. Su madre, Ángeles, fue hasta su fallecimiento una trabajadora incansable. Dedicó toda su vida a las labores del campo y de la bodega junto a su marido Luis Cañas y su enérgico y amable carácter está muy presente en cada uno de nuestros vinos.

Descargar catálogo

Descripción

Bodegas Amaren

D.O. Rioja Alavesa

Tempranillo, Garnacha.
12 meses de barrica. 50% barricas nuevas de roble americano. 50% barricas de segundo año de roble francés.
Ficha de cata
Color rojo picota bien cubierto.
Intenso en nariz donde se entrelazan matices lácteos y recuerdos de fruta roja madura. Al fondo aparece la madera con notas de madera de cedro y hojarasca.
Potente en boca pero con elegancia. Paso envolvente con equilibrio de principio a fin. Final con notas de fruta roja, típico de la garnacha.
Viñedos de edad media de 35 años. Doble mesa de selección. Esencia de Tempranillo con toque de Garnacha fresca.
Asados cordero, carnes, embutidos curados.

Información adicional

Tipo de uva

,

Denominación de Origen

,

Tipo de vino

+ Información

AMAREN, que en euskera significa “de la madre”, fue el primer vino pensado, elaborado y comercializado por Bodegas Luis Cañas para situarlo entre los vinos más destacados del país.

En el año 2009, Juan Luis Cañas ve hecho realidad su sueño, dedicar no sólo un vino sino toda una bodega a su madre. Nace Bodegas Amaren. Ese mismo año nacen dos nuevos vinos, manteniendo siempre el vínculo familiar, la filosofía y el amor por el viñedo: nuestro vino de autor Ángeles de Amaren y el Blanco Fermentado en Barrica de viñedos viejos.

Amaren es la búsqueda de la perfección en todos los campos: el viñedo, su selección, su elaboración y su crianza para conseguir vinos que emocionen y te hagan disfrutar.

 

Un vino tremendamente atractivo donde se transmite la finura y elegancia de la variedad tempranillo y la frescura, delicadeza y frutosidad de la garnacha. Un conjunto armónico que huye de la excesiva complejidad, corpulencia y sobre extracciones para conseguir el objetivo que se marcó la bodega: elaborar un vino “RICO” con mayúsculas.

 

En Bodega Amaren disponemos de un viñedo de verdadero lujo.

22 hectáreas de viñas de más de 60 años y 30 hectáreas entre 30 y 60 años componen un viñedo que es el gran argumento de nuestra bodega. Cepas de una media de edad muy elevada donde algunas alcanzan edades que rebasan con holgura el centenar de años. Viñedos viejos que consiguen un equilibrio perfecto dada su baja producción.

Nuestras viñas son controladas y dirigidas por los ingenieros agrónomos de un departamento de campo propio, siguiendo las pautas de una viticultura racional y respetuosa con el medio ambiente.

Todos los tratamientos que se realizan en el viñedo están restringidos a productos y métodos mínimamente agresivos como son entre otros la prohibición en el uso de herbicidas y la utilización de abonos siempre orgánicos. Así conseguimos que los vinos sean más sanos para nuestro organismo.

Nuestro mayor valor es un viñedo excelente y ser expertos en su gestión y selección. Las viñas seleccionadas para Amaren están localizadas en zonas de ladera y terrazas, con una perfecta exposición solar y donde la tierra es pobre, ideal para conseguir cepas y uvas de la máxima calidad. Pequeñas parcelas que difícilmente llegan a contar con una superficie de una hectárea, haciendo que el trabajo en las mismas sea realmente concienzudo y sacrificado.

 

Cuando la exigencia por conseguir la excelencia y buscar la perfección se convierten en el eje de una bodega, el reto es duro, y conseguirlo es difícil. Nos gustan los desafíos:

Hay dos hechos que demuestran nuestra exigencia:

Los vinos de Amaren no se elaboran todos los años, tan sólo en aquellos que la calidad del viñedo nos lo permite.

Nuestros vinos tienen una producción limitada en botellas y cada añada la cantidad varía en función de que la viña nos proporcione la calidad exigida.

La vendimia, toda manual, la realizamos bajo un estricto control en la selección del viñedo. A cada una de las parcelas le asignamos un destino diferente según su producción, tipo de tierra, situación, orientación de la misma y edad del viñedo.

Vendimiamos las uvas en pequeñas cajas de plástico para su perfecto transporte a bodega, evitando así que puedan sufrir daños antes de llegar a bodega.

Una vez que llevamos las uvas a la bodega, supervisamos cada una de ellas en una doble mesa de selección, primero lo hacemos con los racimos, de forma manual, y, seguidamente, con cada uno de los granos, para que sólo las uvas perfectas continúen el proceso.

Contamos con los más modernos sistemas de elaboración, compuestos por tinas de madera y pequeños depósitos de acero inoxidable.

La mano experta y buen saber hacer de nuestro departamento técnico hacen posible la consecución de grandes vinos con un gran potencial de envejecimiento.

Los criterios en el proceso de envejecimiento son igualmente exhaustivos. Para su crianza, nuestros vinos estrenan barricas seleccionadas de las mejores tonelerías de roble francés y americano.

Destacable

SE DIERON CITA LAS MEJORES BODEGAS DE ESPAÑA NACIDAS A LOS LARGO DEL SIGLO XXI. AMAREN Y CAIR EN EL SALÓN DE LAS BODEGAS DEL SIGLO XXI EN VALENCIA

El evento, organizado por el prestigioso periodista Enrique Calduch reunió aquellas bodegas de reciente creación que están alcanzando unos niveles altísimos de calidad y modernidad, hasta ahora desconocidos en nuestro país. Se trata, sin duda, de los máximos exponentes del nuevo panorama vinícola español y representan la modernidad de sus vinos.

Dos bodegas de su familia fueron seleccionadas: Bodegas Amaren, la cual a pesar de elaborar su primer vino en la cosecha de 1995, aun dentro de Luis Cañas, se independizó de esta en el año 2009. Por otro lado, Bodegas Dominio de Cair (Ribera del Duero), que inició su increíble andadura con la cosecha del 2008 en La Aguilera (Burgos).

Más de 700 profesionales se acercaron y tuvieron ocasión de catar los vinos de sus